Para S.

Si tu dolor pudiera irse
con el trinar de las aves
que vuelan lejos de tu lado;

si tu dolor pudiera irse
en su canto transformado
hasta la nube que viaja con el viento;

si tu dolor pudiera irse
con la nube que gris-negra
purifica con su llanto
la envoltura de tu alma...

Si tu dolor pudiera irse, conmigo,
y lo cargara hasta otro mundo
y lo dejara, ahí,
rompiendo su núcleo
hasta que la gran ave divina
lo trajera de regreso,
cuando tú ya te hayas ido...


Comentarios

Entradas populares